martes, 26 de enero de 2016

Hoy desperté.

Hoy me desperté.
Entendí al fin que en tu historia
no cabía mi papel
Que no habrá un nuevo amanecer
que no estaremos juntos mañana.
Hoy desperté queriendo ser río
Viajando sin tiempo
Y corre el reloj
Tus ojos no miran mis tantos caminos
Tus labios no se abren, no quieren besar
Cargando equipajes, sigo mi historia
Habrá lugar para tu olvido.
Detrás de una puerta cerrada,
dentro de un cuarto vacío.
Tu hoy y mi mañana no se quieren cruzar.
Y al final las palabras
formando la frase del adiós.
Seríamos dos
en esta lluvia, mi amor.
Creí ver el sol,
que tu ausencia apagó.
y esta nota que te regalo
se pierde en el vacío,
mi nota mejor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quienes comparten el vicio del carioca