domingo, 6 de abril de 2014

En mayo.

Al alejarme de tus pasos el girar del mundo se hace más rápido, como si a cada instante sufriera la perdida de valiosos momentos a tu lado.
Cuando no estas conmigo, es cómo si el tiempo me clavara mil puñales, o las sombras de la noche me mostraran un film en el que sos feliz y completo.
La lluvia cae tan lento que sus gotas no alcanzan, a limpiar por completo mis facciones entristecidas por no tenerte a mi lado.
Como si en cada momento alejados, pudiesen suceder miles de catástrofes que arrancaran tu risa de mi vista.
Y  la mañana de un mayo nebuloso, sea el último recuerdo que conserve intacto de tu tierna mirada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quienes comparten el vicio del carioca