viernes, 21 de septiembre de 2012

Tengo una palabra...


Tengo una palabra atragantada
un palabra que me paraliza 
una palabra que enmudece mi decir
el amor enredado en mis entrañas
el amor que contradictoriamente me moviliza
que hace que me conmueva con el pibe que aprende
con el pibe que "molesta" porque en él se respira la rebeldía
el amor que hace que todo esté perfecto
que derrumba mis castillos de naipes al verlo hecho persona
que me hace extrañar más de la cuenta
el amor que todo lo crea
el amor que me irrita y me llena de calma
el amor como mala palabra
por el cual algunos somos peligrosos
el amor que nos hace compañeros
y el amor que divide las aguas
que tiende puentes y rompe barreras
que hace que se llenen los ojos de lagrimas
el amor que está en tus manos, en tus ojos
y en tu pecho
en tu lucha diaria
Tengo una palabra atragantada en la garganta
que me llena de miedos
que me hace ser libre
la palabra amor que todo lo puede
amor que se hace bandera
que no se compra ni vende
porque siempre el amor aún cuando todo esta perdido
ofrece amorosamente la resistencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quienes comparten el vicio del carioca