viernes, 12 de agosto de 2011

Game Over



Sumergidos en el juego
vamos sin mirar
vamos sin escuchar
solo jugando como niños 
con la inocencia en los ojos
Un juego perverso que nos atrapa
que nos enciende las vértebras
que activa nuestras neuronas
para responder y acatar
La TV dice que es lo que hay que hacer
la pantalla nos dice que ver
con lo que tenemos que reír
por lo que nos tenemos que indignar
Medios y mas medios
en el medio de nuestra comunicación
sería extraño vernos actuando diferente
sería bello vernos actuando auténticamente
Políticos de vidriera
detrás de esa sombra
dirige la batuta 
y hace temblar
Anarcotizados por lo que vemos
avergonzados por lo que no queremos ver
seguimos entrando al cuarto oscuro
pidiendo no estar peor
Ya la llave está lejos
corremos como el conejo la zanahoria
que se va delante de nuestros ojos
y una estafa más nos revela la realidad
Mentiras piadosas 
en cuentos de hadas
en cuentos de terror
jugando un juego que nos atrapa
Plenos joystick comandados por el gran señor
vamos a confesarnos por nuestros errores
y al salir orgullosos volvemos a tropezar
con la misma piedra estúpida
que dejamos al entrar
Juegos perversos que jugamos a diario
la poesía ya no vale para olvidar
ni la  música podrá salvarnos 
del terrible desenlace 
somos solo dados rodando
en un paño verde con olor a rancio
jugando un juego 
en el que el azar nunca nos acompaña
donde siempre salimos perdiendo
sin chance de volverlo a intentar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quienes comparten el vicio del carioca