lunes, 26 de abril de 2010

La equivocación de sarmiento


Hoy se celebra el Día del Maestro, recorro los pasillos de la gran escuela y veo colgando carteles y láminas en honor a Sarmiento, no puedo dejar de pensar en ese “gran” maestro Argentino.
El dijo que para que la Argentina sea una gran Nación había que erradicar la barbarie de estas tierras, y esto se transformo en una cruel guerra entre civilizados y bárbaros, que se perpetúa hasta hoy, que sigue dejando caídos.
¿Quiénes eran los civilizados? ¿Los que eran blancos instruidos y descendientes europeos? No lo creo, es mas, apuesto a que los civilizados eran y son los que respetan a la naturaleza, quienes trabajan duro para salir adelante, quienes tienen creencias propias y las respetan no las “venden” ni las cambian, quienes a pesar de tener piel morena y ser distintos son solidarios y poseen mas valores que alguno que otro caucásico. ¿Y los bárbaros? Esos si que no son los negros, gauchos e indígenas, esos son quienes arrasan con todo lo vivo para ganar espacio, quienes matan por poder, y por poder traicionan, quienes no conocen ni desean conocer que en el mundo hay más cosas que su propia cultura, que creen ser superiores por tener el dinero y el conocimiento, pero ignoran totalmente que todos esos extraños tienen la misma proporción de conocimientos, pero propios de su cultura, bárbaros son quienes no conocen de la lealtad, del amor. Bárbaro es quien se pone una venda y no ve el sufrimiento ajeno, y lo que es peor se pone una venda en el corazón, para no sentir. Y hoy siguen los bárbaros al acecho, luchando por eliminar todo lo que no sea consumo, superficialidad y merchandising. Sigue corriendo sangre en Oriente por no comprender que somos distintos, pero todos somos seres humanos, sujetos de derecho, y todo por que el gran maestro argentino, se confundió catastróficamente, se equivoco en la semántica de las palabras Civilización y Barbarie.

Ser Argentino


Hoy como tantas veces escuche las boludeces de ciertas personas que llamándose ´argentinos´descalifican a personas por el simple hecho de culparlos por las malas decisiones de quienes votamos.Si hay algo mas bajo que descalificar por el color de piel, nacionalidad, creencias o lugar de residencia es creer que se es superior, la discriminación marca nuestra identidad, no es la primera vez que escucho ¿por que los dejan entrar a nuestro país? o "que querés! si es boliviano...", creo que el peor mal de nuestro país, aparte de la intolerancia y el ego tan alto, es la lengua. Hay tantas cosas que decimos y que no pensamos.
Pero ahora si, creo que la ignorancia, la falta de razonamiento y la tendencia a buscar chivos expiatorios son parte de nuestro adn, si nos vamos atrás en el tiempo nuestro país originariamente poblado por nativos, luego usurpado por inmigrantes, aun hoy siendo cuna de una mezcla de nacionalidades, colores y culturas, sigue el sarmientino designio de buscar insaciablemente ser "la raza superior", mientras discriminando, consumimos todo tipo de productos ilegales manufacturados mediante la explotación de los inmigrantes que no deberían entrar en nuestro "culto" país. Es el doble discurso característico de nuestro pueblo, sin embargo, también me cruzo con gente que piensa distinto, que quiere un cambio, es que yo quiero que esto sea distinto, no solo como hija de inmigrantes, sino porque los grandes males de la sociedad, los veo saliendo de nosotros mismos, de los que por ser "blancos" con dni nacional, por desidia o mala intención  nos estafamos, robamos,e ignoramos.